viernes, 30 de julio de 2010

Aprontar el bolsillo


"Con el objeto de morigerar el alza de los útiles escolares, por el recargo en los precios que continuamente establecen los libreros locales, la Dirección les pasó una lista completa de ellos solicitando los precios mínimos a fin de aconsejar su adquisición a los niños donde fuera más conveniente. Por otra parte, la medida tendía a que los padres se informaran de lo estrictamente necesario en el uso escolar, de modo que no exigieran mayor cantidad de ellos. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada